Homo sapiens pacificus (entrevista)

Waldo Vieira en el CEAEC - Centro de Altos Estudios de la Concienciología
Foz de Iguazú - Brasil - www.ceaec.org
Audio en Portugués

Paro, Denise; & Lima, Claudio; Homo sapiens pacificus: Tratado da Paz propõe profilaxia ao belicismo; Entrevista Waldo Vieira; trad. Rodrigo Scheuer Brum; rev. Ana Clara Paulino & Beatriz Cea Navarro; Jornal Campus CEAEC; mensual; 2007; N. 138; 3 ilus; Foz de Iguazú, PR, Brasil; ene; páginas 2 y 3.

El libro Homo sapiens pacificus está lejos de ser simplemente una obra más sobre los conflictos humanos. En las 1.584 páginas, distribuídas en 413 capítulos, el autor - profesor, médico y lexicógrafo Waldo Vieira, - presenta un contenido sorprendente para analizar el meollo de la concin belicista, estableciendo bases para la investigación y vivencia de la serenidad. Con 9.623 fuentes bibliográficas, la 46ª obra de Waldo Vieira, lanzada el 6 de Abril en el XIX Congraciamiento de la Instituciones Concienciocéntricas (IC), constituye un verdadero Tratado de la Paz por el hecho de evidenciar formas de conocer y evitar los caminos de la guerra. En esta entrevista al Jornal Campus CEAEC (JCC), el profesor Waldo habla sobre esta obra.

JCC: ¿Qué es el libro Homo sapiens pacificus?

Waldo Vieira: Este libro representa el esfuerzo, el recogimiento personal, el acervo de varias décadas de investigación sobre el proceso de la paz. La paz íntima, aquella en la cual mostramos la mano sin temblar. No hay influencia de la psicomotricidad, ni del cerebelo. Por ejemplo, a mi edad es algo significativo la mano que no tiembla. Eso muestra la armonía intraconciencial. Esa armonía falta en la mayoría de nuestras manifestaciones en esa dimensión humana.

JCC: ¿Puede usted hacer una síntesis del libro?

Waldo Vieira: Es el libro en el cual presentamos mayor volumen de investigación en materia de conciencia hasta el momento. Nosotros procuramos primero abordar el Síndrome de la Ectopia Afectiva (SEA) - el llamado amor equivocado. Por ejemplo, todos los apasionados por la guerra, por el belicismo, cultivan el amor equivocado que es el SEA. El libro empieza analizando todos los procedimientos técnicos del enfoque del SEA, desde las Artes hasta el simples tabaquismo, en el ámbito de las complejidades de la Conciencioterapia. Luego, mostramos las variables del belicismo, haciendo análisis, síntesis, y relacionamos la Concienciología con el antibelicismo, es decir, con la paz, la filosofía de la paz o del pacifismo racional, positivo. Presentamos las personalidades, o sea, el elenco del belicismo, las intenciones que manejan y potencian el belicismo, y analizamos también la problemática de las consbeis - las conciencias belicistas.

“En materia de estudio de casos, es el mayor libro que ya escribimos. Supera todos los anteriores. Tenemos 45 libros publicados y ese es el que cuenta con mayor densidad de investigación".

También registramos los antagonismos al belicismo, el universalismo en sí, las predisposiciones antipacíficas de mucha gente, y la infortunística, bajo la óptica de la parapatología del belicismo. Aún estudiamos los grupos nosográficos, o sea, la profilaxis de los reductores del autodiscernimiento y la dramatis personae del belicismo, las taxologías del belicismo, las bombas, las bombas humanas, las bombas subhumanas, los objetos-bomba, todo en detalles, discurriendo también con respecto a los factores y las fuentes para consulta. Otro punto importante del libro es la taxología de los grupos revolucionarios. Presentamos los 100 mayores grupos de la historia. Muchas de las bases del belicismo existen en razón de los grupos revolucionarios. Después son enfocadas la seguridad cosmoética, el proceso, por ejemplo, de las distopías sociales, el problema de la prospectiva - lo que se espera de aquí hacia delante en relación a los derechos humanos, a la ONU, aquello que se vislumbra en nuestro futuro como el Estado Mundial y hacia donde caminamos en relación a la interasistencialidad necesaria a la evolución. Al final de la obra, existe la sección Homo sapiens serenissimus. Por primera vez presentamos también todo los detalles de lo que la gente hoy llama Serenão. Se trata de teoría propuesta hace decenas de años, que se mantiene, irrefutada. En la obra, son observados innumerables aspectos referentes a la actuación de los Serenões. Concluímos el libro con la autocoherencia cosmoética, las evidencias de la obtusidad conciencial, los períodos y exigencias de la vida humana, los cuestionamientos autocríticos, los problemas de las inversiones útiles posibles de ser realizados en la intrafisicalidad, las opciones evolutivas, el perfil de la conciencia lúcida pacifista, el problema de la jerarquía y el elitismo.

JCC: ¿Dónde se sitúa el Homo sapiens pacificus en la escala evolutiva?

Waldo Vieira: Él es nada más y nada menos, que el preserenissimus vulgar. Sin embargo camina hacia un nivel mayor de autoconciencialidad. Él está convirtiéndose en la concin lúcida. Sin paz, no hay lucidez. Una persona turbulenta, truculenta, es como si fuera un troglodita, obtuso, está sometida al subcerebro protoreptiliano. Entonces, es una protoconciencia o como solemos llamarla, una consciençula1. Puede ser analizada respecto de un ser más cercano a los simios que propiamente a los humanoides.

JCC: Usted ha mencionado la relación entre el amor equivocado y la guerra. ¿Por qué las personas apasionadas por la guerra tienen el SEA?

Waldo Vieira: En razón del nacionalismo. Una de las cosas más proclamadas en la Tierra, en todos lados, junto a la ciudadanía, es el nacionalismo. El nacionalismo, en tesis, de modo general, es totalmente patológico, negativo, porque camina en sentido contrario a la fraternidad, enfatizando el egocentrismo del adulto. Establece separatismos, fronteras, límites, xenofobia. Muchas de esas fobias y procesos xenófobos existen por la exaltación del nacionalismo. Es algo tan importante, que en el libro se hicieron las comparaciones, por ejemplo, del belicismo con el deporte, del belicismo con las religiones. La mayoría de las guerras actualmente, tienen base en la religión. ¿De qué sirve ese nacionalismo? Las personas tienen un Dios propio y lo consideran superior a todos los otros. Son observadas una serie de conciencias infantiles, las que llamamos el "adulto-niño". Todavía no existe la prioridad, no hay manifestación de mayor madurez de la conciencia en este nivel. Consideramos importante hablar de esos asuntos, discutir, debatir. El esfuerzo que hoy realizamos es justamente para apuntar a esta realidad. Debo mucho de ese libro a los voluntarios del Holociclo que han estudiado en detalles la omnigrafía presentada y muy bien desarrollada. En materia de estudio de casos, es el mayor libro que ya escribimos. Supera a todos los anteriores. Tenemos 45 libros publicados y ese es el que cuenta con más densidad de investigación.

JCC: ¿Cuáles son los factores que afectan al Síndrome de la Ectopia Afectiva, las pasiones y las conciencias infantiles? ¿Cuáles son los universos del SEA?

Waldo Vieira: Generalmente es la falta de prioridad. Es la persona que no sabe elegir lo mejor ante lo peor. Falta el autodiscernimiento. La base, la buena voluntad y la buena intención, mucha gente la tiene. Pero los abusos son enormes. Por ejemplo, en la guerra lo que hacen con muchachos o muchachas, la carne tierna de cañón. Llevan a la guerra a aquel joven, inocente, ingenuo, inmaduro, inexperiente y con mucha energía.

"En fin, el belicismo es el absurdo mayor de la historia humana y de la humanidad en todos los tiempos".

Cualquier cosa que se sugiere, o se induce, el joven atiende. ¿Cuántos son los que se presentan como voluntarios? No saben que van a matar y matan a gente de la misma edad. Es un absurdo. En fin, el belicismo es el absurdo mayor de la historia humana y de la humanidad en todos los tiempos. Lo peor de la Tierra desde el punto de vista colectivo es la guerra. La peor actividad que la humanidad aún pone en práctica es la guerra. Nosotros no vemos luz al final del túnel tan temprano en este siglo, para la disminución de los conflictos armados. Por el contrario, las naciones hoy, en 2007, están buscando el rearmamentismo. Es terrible pensar en eso. Son nuevas generaciones que no vieron la Segunda Guerra, que ni han llegado a saber cuantas personas murieron. No es solamente el Holocausto de los judíos, hay mucho más. Stalin mató mucho más gente que los alemanes. Rusia con Putin esta intentando volver a la era de Stalin. El proceso de dictadura está obvio en el camino de la Rusia actual. La ley del retorno, la peor, cuando se manifiesta, es justamente cuando se retorna para peor. Se repite, cae en el mismo obstáculo. Es la vida...

JCC: ¿Cuál es el rasgo específico que impulsa a la conciencia a tornarse belicista?

Waldo Vieira: Gastar energía. Principalmente el joven. El empleo del músculo en lugar de la neurona. La persona no piensa, actúa. Se trata de la jerga popular: actúa sin pensar. No hay reflexión. Es preciso orientar el joven a tener un posicionamiento. Él ante si propio, sin convencimientos, ayudarlo a tener recogimiento íntimo con reflexión sobre lo que es prioritario en la vida. Eso es lo que falta. Existen muchas tonterías. Por ejemplo, las peleas involucrando los hoolligans, los hinchas de fútbol actualmente. El jiu-jitsu. El problema de estos jóvenes en Foz de Iguazú, matándose unos a los otros en estas favelas en razón del tóxico, todo en la base del arma de fuego. Quien tiene un revólver es para matar a alguien. No es para matar palomas, mosquitos ni pulgas. Queriendo o no, en el fondo es eso. Ese es el belicismo común de lo cotidiano. Hay mucha gente así. En Brasil, todas las actitudes respecto a las armas, aún no están correctas. Hace una década estuve en la TV del Senado en Brasilia y me preguntaron: ¿Cuál es el mayor problema de Brasil? Respondí: ahora y en el futuro, aún será, por mucho tiempo (en realidad, no apenas uno, son tres): seguridad, seguridad y seguridad. Mire la situación de la seguridad en Brasil. Nadie escucha lo que usted dice aquí.

JCC: ¿Cuál es la solución para el proceso de la guerra?

Waldo Vieira: Es la llamada Diplomacia. Si usted la considera envilecida, entonces vamos a pensar en la Politicología, Cosmoética, en la Paradiplomacia, en el Paraderecho, en el interés de proseguir con exactitud en la rectilinealidad del modo de pensar. La linealidad de la pensenización es lo que falta hoy a la humanidad. La mayor organización necesaria es en el modo de pensar de uno.

1 Nota del Traductor: Todavía sin traducción al idioma español – La conciencia con rasgos infantiles.

1 comentario:

  1. Get all the best alcoholic drinks at Duty Free Depot!

    All the highest quality brand name drinks for unbeatable low price tags.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...